A lo largo de los siglos el ser humano ha tenido que adaptarse a las circunstancias de cada época, lo que ha provocado la desaparición de varios oficios y costumbres.

Antaño, en Alkiza, en todas las familias había algún carbonero. Sin embargo, al igual que las brasas del carbón, este oficio se extinguió hace tiempo.

Los árboles trasmochos son testigos vivos de ese oficio. El historiador Álvaro Aragón nos contará todo lo que hay que saber sobre estos árboles tan particulares.

 

CONFERENCIA

“Árboles trasmochos: Testigos vivos de un oficio extinguido”

Cuándo: urriak 16, ostirala

Dónde: Iglesia de Alkiza

Hora: a las 19:00h